25/01/2019by Gema Grupo Melgar

El hierro forjado en la decoración de Interiores

El hierro forjado en la decoración de Interiores.

 

Por todos son conocidos la multitud  de usos y maneras con sus bondades y ventajas del empleo de hierro forjado en el exterior de nuestras viviendas o negocios.

Ya sean vallas, rejas, barandillas, balaustradas, pérgolas, puertas o portones, lo cierto es que pocos se han cuestionado la utilidad y belleza de este material cuando se trata de

espacios a la intemperie.

Otra cosa es ya cuando hablamos de decorar y amueblar el interior de nuestros hogares.

Hace años, el hierro se usaba principalmente en la decoración de casas de estilo rústico, viviendas ubicadas en zonas rurales o casas o negocios en los que se pretendía crear un ambiente más industrial.

Esta percepción del hierro forjado en la ornamentación del interior de los hogares ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Aunque nunca se ha dejado de usar por completo, ya que en los estilos colonial, vintage e incluso romántico, las pinceladas de la forja han completado una decoración de materiales y colores de la naturaleza (piedra, madera), es bien cierto que de una década a esta parte estamos viviendo el auge imparable del hierro en la decoración.

Y a la pregunta de ¿y esto por qué? tengo muy clara la respuesta y argumentación y doy por seguro que si todavía no lo has hecho, te animarás a dar a la decoración de tu casa un valor añadido utilizando este noble y artesano material.

El hierro es un metal robusto y resistente que a su vez es maleable por lo que permite darle múltiples formas.

El oficio de herrero se remonta a tiempos inmemoriales, cuando el yunque y la fragua hacían sudar la gota gorda a estos fornidos artesanos del metal.

Afortunadamente, aunque sigue siendo un trabajo muy artesanal, el uso de maquinarias modernas ha facilitado mucho la creación de piezas decorativas de extremada belleza y de alta resistencia, a prueba de golpes.

Además del escaso mantenimiento más allá de limpiarles el polvo, las piezas de forja son “para toda la vida”, porque es un material que apenas se deteriora con el paso del tiempo y nunca pasa de moda.

Curiosamente y pese a ser el hierro un material muy pesado en bruto, una vez transformado en una mesa auxiliar, un cabecero de dormitorio o un mueble de recibidor, como creación de forja con filigranas, nos aporta a las estancias una extraordinaria ligereza visual que crea espacios elegantes y muy decorativos pero sin el temido efecto “sobrecargado”.

Versátil donde los haya, podríamos imaginar casi cualquier mueble o elemento decorativo realizado en hierro forjado, incluso y dada su resistencia frente a la humedad, en baños y cocinas.

Los elementos de forja nos aportan en la decoración de nuestros hogares un toque cálido y elegante, incluso diría que nostálgico, si lo utilizamos en pequeñas dosis y lo combinamos con otros materiales como madera, vidrio, mármol, etc.

Otro de los motivos por lo que me encanta este material es la posibilidad de poder personalizarlo. Podemos pedir que nos creen la barandilla del interior de nuestra vivienda tal y como nos guste en forja con filigranas curvas, corazones, flores y combinada con pasamanos de madera, o de latón o de lo que se nos ocurra. Podemos encargar piezas únicas que se convertirán seguro en auténticas joyas decorativas.

Y todas estas ventajas sin que además se nos vaya un dineral en ello, porque la decoración en hierro forjado no es en absoluto muy costosa y sí apta para todos los bolsillos.

Hoy en día, se pueden encontrar muebles con forja en las grandes tiendas de decoración a precios realmente asequibles aunque sean de fabricación más industrializada y de calidad inferior.

Si se desea una pieza más exclusiva por encargo a un maestro artesano del metal, el precio, lógicamente, será algo más elevado pero también lo será la calidad y el diseño.

Siempre recomiendo consultar a los verdaderos profesionales del oficio para que nos asesoren y nos muestren trabajos ya realizados donde poder apreciar de verdad todas las ventajas de la forja y seguir manteniendo vivo uno de los oficios más bellos y antiguos del mundo (se han descubierto utensilios hechos con hierro en Egipto, correspondientes al año 3.000 a.C.).

No tengo ninguna duda de que en decoración, ya sea en exteriores o en interiores, el hierro forjado siempre te va a reportar una satisfacción del cien por cien.

 

Puedes pedirnos asesoramiento sin ningún compromiso, nosotros te informamos rellenando el siguiente formulario.

    WhatsApp chat